Ir al contenido principal

Entradas

A embriagarnos en Margarita

Entradas recientes
Mi primera cita:

Que bonito es ver tu vida a través del tiempo, una película que se reproduce en el olimpo de la mente, que hasta podrías escribir un libro de memorias, con una espectacular vista al mar de tus recuerdos.

Margarita O'Brien

My first quot:
What a wonderful sensation it is looking at your life through the passage of time, it is like watching it on a mount olympus in your mind and being able to write about your reminisces with a spectacular view of your memories. 
Margarita O'Brien

La mia prima citazone:
Quanto è bello guardare la tua vita verso il tempo, come il film che non ti stancherai di vedere mai, che si riprodurre ancora nella memoria, fino in cui potrei scrivere nelle pagine in bianco, come lo spettacolo delle stelle sul mare dei tuoi ricordi.
Margarita O'Brien

(Traducción en Italiano por René Bernales)


Alguien en quien confiar



Tengo tres mejores amigas. No sé si ellas me consideren una, posiblemente no. A estas alturas, con veinte años de edad, las mejores amigas ya no existen. Pero me parece tan ruin no tener a alguien con quien conversar y a quien confiar. Mis amigas tienen vidas muy distintas a la mía. Pero a pesar de ello; que soy un caos, siento que me estiman con un cariño sin reservas, sin intereses, ni maldades. Me causa mucha alegría poder entablar conversación con ellas, siento que son tres mujeres distinguidas.
Con quien más hablo, y más empatía me muestra, se llama Elia, sospecho que tiene 45 años, aunque no parezca por su gran espíritu de una jovencita veinteañera, pero su notable edad no se puede ver disimulada con sus quehaceres cotidianos que le hacen expresarse con la razón de un ángel. Ella administra una librería de renombre, junto a su gran amigo Royer; que desde que tengo uso de razón, son amigos inseparables, ambos me agradan bastante, aun cuando hacen bromas ma…

Publicación de una carta para el Sr. O’Brien

Pucallpa 24, 2018

Mi querido amigo,
Usted merece de mi más grande consideración que le atribuya este título, mi querido amigo. Raras veces hemos hablado como padre e hija, pero permíteme contarle mediante esta carta, cuan orgullosa estoy de ser su hija y de que usted sea mi papá.
Hace poco asistí a una reunión que carece de distintintivos. Me bebí el mejor trago de destilación, como usted me enseño. Pero también recuerdo haber escuchado de usted, que, si me atrevo a beber de aguas destiladas, también debo acostumbrar a saciar mi sed con aguas no aptas para el consumo humano. Sin más preámbulo, le contaré lo que sucedió. Se acercó un catedrático a saludarme, me pregunto por usted, dice que le manda saludos. Me lleno de halagos de suma admiración por usted, me dijo que es un honor para el país tener a un graduado con excelencia de la distinguida universidad de Oxford. Lo califica como un hombre clásico, crítico y virtuoso. Reconoce su destreza para los idiomas, como el latín, el Inglés de…
El Cuarto de Espejos

Hoy como todos los días, en la noche, preparo la cena de mi papá. Lo hago con mucho cariño, porque él es así muy lindo, exquisito, tierno, da gusto quererlo. Le encanta los sándwiches de jamón y queso con mostaza. De pronto, ¡Rayos! un poco de mostaza acaba de caer en mi vestido. Tendré que cambiarme de vestido, digo. Me apresuro, busco un vestido color noche, parecido a un cielo estrellado en el corte de la prenda. No lo encuentro, me desespero, entonces busco un vestido que parece un amanecer, naranja. Pero lo único que encuentro es el típico vestido al desnudo, color piel. A tanta demora, mi madre me da el encuentro en la puerta, está furiosa.
-¿Terminaste ya? __me pregunta_. Los trabajos que te dejo tu padre por hacer.
-No __respondo-. Tengo que irme __agregué.
-Si te atreves a cruzar esa puerta voy a mojarte, no iras a ninguna parte ___me dice mi madre.
-Adiós __cierro la puerta y me marcho.
Nunca entendí porque mi mamá siempre habla gritando, mi papá dice que d…

¡EMBRIÁGATE!

Es preciso estar siempre borracho. Todo consiste en eso: es la única cuestión. Para no sentir la horrible carga del Tiempo, que aplasta tus hombros y te inclina hacia la tierra es preciso que te embriagues sin tregua.Pero, ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud; de lo que te plazca. Pero embriágate.Y si alguna vez, en los escalones de un palacio, sobre la hierba verde de un foso, en la soledad sombría de tu habitación, te despiertas, disminuida ya o disipada la embriaguez, pregunta al viento, a la ola, a las estrellas, al ave, al reloj, a todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta, a todo lo que habla, pregúntale la hora que es. Y el viento, la ola, la estrella, el ave, el reloj, te responderán:–¡Es hora de emborracharse! Para no ser esclavos martirizados del Tiempo, embriágate, embriágate continuamente. De vino, de poesía o de virtud; de lo que te plazca.
Charles Baudelaire (Francia, 9 de abril de 1821 - 31 de agosto de 1867).

La vida misma

Nací en el seno familiar católico donde mi padre actualmente es ateo; mi madre, estudiada y graduada en teología: cristiana devota; el hijo primogénito, panteísta y yo, he dejado mi vida al azar. A pesar de nuestro antagonismo familiar hay una fuerza, energía, un Dios, motor inmóvil, la Santa Trinidad o como desees llamarlo que obra en nosotros con un amor inmensurable que nos hace amarnos hasta en los tiempos de cólera.

El patriarca, mi padre a quien venero, siempre fue un hombre muy leído, viajado y vivido. El libro más sagrado que tiene en su biblioteca es la santa Biblia, que la tiene en diferentes idiomas, tomos y publicaciones. A mi papá siempre lo escuche decir la frase: ‘Es la naturaleza humana’, parece haber llegado al punto de creer que este mundo o el alma humana, si vamos al caso, nunca llegará a ser muy distinto de cómo lo vemos ahora. En el Libro de Arena, el autor Jorge Luis Borges trata de descifrar una enciclopedia que cuenta acerca del descubrimiento de Uqbar, llegand…